Muchos restaurantes tienen la necesidad de adaptarse a las tendencias del mercado en cuanto a diseño y funcionalidad, son muchos los clientes que cada día me piden más cartas con un precio ajustado, de estilo retro vintage y que ellos mismos puedan editar..

No es tarea sencilla, la mayoría de los clientes creen que tocas dos botones del ordenador y magia!! Carta realizada en 2 minutos, cuando realmente necesita una estructura, un diseño, que el texto y las imágenes no se descuelguen y también usar neuromarketing para que tu carta venda mucho mejor, añádele que a nuestro cliente le gusta cambiar el menú o la carta cada cierto tiempo y tenemos que apañarnos para diseñar una carta en una plataforma que sea sencilla para que pueda editarlo de forma sencilla.

Bien, ya sea de una manera u otra tenemos que hacer una carta estilo vintage, económica, que el cliente pueda editar, así que vamos al lío!!

carta-de-madera2

Estructura de madera

Buscamos en internet o preguntamos en una tienda física por estructuras de madera con pinza para dinA4.

Estas cartas las podemos encontrar desde los 3 euros hasta los 15 euros aproximadamente, dependiendo de la calidad del material y el volumen de la compra, si elegimos las cartas más baratas y de menor calidad, es posible que estén hechas en un contrachapado de pino, las podemos dejar tal cual dependiendo de la linea de nuestro restaurante o darle un efecto de envejecimiento usando betún de judea.

Esto ya depende del gusto de cada uno y del tiempo que quieran dedicarle a la carta, sinceramente tintar con betún de judea y limpiar con un trapo es muy rápido y económico, conseguimos un efecto de envejecido muy bueno y personalizamos un poco mas la carta.

Si queremos personalizarla aun mas, podemos llevarlo a una tienda especializada en grabado laser en madera, para que impriman el logo del restaurante por la parte trasera de la carta.

Diseño editable

Para el diseño, lo ideal es hacer un planteamiento en Photoshop o directamente a mano alzada, papel y lápiz, y después pasarlo a un elemento editable para nuestro cliente, yo suelo utilizar word, es una herramienta que todos solemos tener la gran mayoría, y el cliente esta mas o menos familiarizado.

Vamos a trabajar con la fuente de Google “special élite” que da un efecto de maquina de escribir muy bonito, la podéis descargar aquí.

Si trabajáis la carta en drive, podéis elegirla entre la gran variedad de fuentes de google sin necesidad de descargarla, luego compartimos la carta con nuestro cliente para que pueda editarla. Esta opción es mas sencilla que en word pero tiene menos funciones, lo bueno es que se guarda directamente en la nube y el manejo es mas rápido. (para esta opción también recomiendo guardar siempre una copia de seguridad por si el cliente borra algo que no debe)

Previamente en el diseño que hemos hecho cortamos las imágenes para los títulos y si es necesario preparamos un fondo de pantalla.

Las imágenes las exportamos en word y las editamos como “detrás de él texto” de esta manera el cliente solo tendrá que escribir borrar o mover las imágenes para cambiar el orden.

El cliente solo necesita tener el archivo de word, la fuente instalada en el ordenador y una impresora para poder imprimir las cartas, yo recomiendo las impresoras laser monocromo, son rápidas, no gastan nada de tinta y están alrededor de los 50 euros en cualquier tienda.

Cuando terminemos el trabajo, como resultado, tendremos una carta original, bonita y editable. Y lo más importante para el cliente, que no le costará prácticamente nada actualizarla.

Valora este artículo
Total de valoraciones
[Total: 1 Average: 5]